1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Actividades/tp/Tus-Hijos-Y-El-Dinero-Un-Asunto-Familiar.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Tus hijos y el dinero: un asunto familiar.

Enseña a tus hijos sobre el dinero

De

En estos tiempos de crisis, yo te invito a involucrar a tus hijos desde pequeños en la vida financiera de la familia, para que aprendan a valorar este recurso y a tomar buenas decisiones.

Bajo tu supervisión, tus hijos pueden aprender lo siguiente:

1.El dinero no crece en los árboles.

© Eknarin | Dreamstime.com

 Se gana con mucho trabajo.  Comparte con tu hijo el tiempo que se necesita trabajar para ganar lo que cuesta una entrada al cine.  Puedes usar el sueldo mínimo como ejemplo.  Según tu propio sueldo, puedes ayudar a tu hijo a calcular el tiempo de trabajo que tú inviertes para financiar un viaje familiar.  Cuando llegas tarde y cansado al final del día, invita a tu hijo a asociar las cosas que disfruta en casa con tu esfuerzo laboral.

 

2.El dinero se utiliza para recibir algo a cambio.

 Sin embargo, nosotros mismos asignamos el valor a las cosas que compramos.  ¿Cuánto vale para ti un juguete nuevo?  Es bueno tener pláticas continuas con nuestros hijos para que ellos se acostumbren a poner en tela de juicio los precios de las cosas que quieren comprar.  ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por algún objeto que quieres?  Todo tiene un límite, y el dueño del dinero tiene el control sobre la manera de gastarlo.

 

3.Cuando es MI dinero, me importa más.

© Anatoly Tiplyashin | Dreamstime.com

Los hijos aprenden a usar el dinero cuando les pertenece. Lo ideal es dar la oportunidad en casa para que los niños puedan ganar dinero. Sin confundir las expectativas diarias de convivencia (buena conducta, ayudar, estudiar, etc.) con la paga que no merecen, se pueden definir ciertas actividades remuneradas, como por ejemplo el cuidar a los hermanitos más chicos, o ayudar a mamá a limpiar después de una fiesta. En muchas familias se acostumbra el "domingo" o la mesada que se da una vez a la semana para que los hijos empiecen a manejar sus propios gastos.

4.Un peso guardado es un peso ganado.

Los niños se motivan a ahorrar su dinero cuando aspiran a tener cosas que no alcancen a adquirir. Por eso es muy sano que el dinero que reciban en casa no sea excesivo, para que tengan que ahorrar para lograr comprar o pagar algo especial. Si papá inmediatamente compra todo lo que el niño desea, le está robando la oportunidad de aprender a posponer la gratificación. Un niño que aprende a ahorrar su dinero para una meta futura también aprende a planear y a ser independiente.

5.Puedo usar mejor mi dinero si tengo un plan.

Ayuda a tu hijo a elaborar un pequeño presupuesto con el dinero de la semana, donde se apunta cuánto recibe, cuánto gasta y cuánto se va a ahorrar. Es bueno que tu hijo tenga un pequeño cuaderno donde anotar los ingresos y egresos. Durante la sesión de planeación se puede fijar un límite a los gastos y definir un balance mínimo para los ahorros, siempre y cuando tu hijo se involucre y tome la decisión final.

6.En mi plan decido qué cosas son importantes.

En el presupuesto, ¿cuáles cosas son necesarias, y cuáles son lujos? Ayuda a tu hijo a definir sus prioridades para que se asegure de cubrir lo esencial antes de gastar en cosas que no le importan tanto. Eso le enseña que nunca se puede tener todo, y es entrenamiento para responsabilidades futuras y la toma de buenas decisiones.

7.Se siente rico ayudar.

Compartir su propio dinero para beneficiar a alguien que lo necesita será una experiencia gratificante y muy educativa para tu hijo. Es muy importante ayudar a crear una conciencia social en nuestros hijos: si tú tienes mucho, hay otros que te necesitan. Practicar la generosidad puede empezar en casa donde los papás reconozcan públicamente a los hijos cuando gastan para los demás.

8.Cuidado con pedir prestado.

Tu hijo quiere comprar algo y no le alcanza el dinero.  Si hay una oferta y no puede esperar para ahorrar el monto necesario, puedes enseñarle cómo se pide un préstamo. ¡Aguas con los préstamos! Como se tienen que pagar, hay que ayudar al hijo a planear como va a cumplir.  El plan se debe hacer primero en el cuaderno del presupuesto, incluyendo las provisiones para pagar la deuda en una forma práctica y durante un tiempo razonable. Si tú eres el prestamista es importante SÍ cobrar la deuda para que tu hijo aprenda a pagar lo que pide.

9.Igual que mis papás, yo puedo ser cliente del banco.

Stock Vector Illustration: Teller Service Image ID: 36208294
Aunque el dinero de juguete puede ser útil para enseñar a tu hijo a hacer bien las cuentas, lo más impactante de su aprendizaje será usar dinero real en un ambiente auténtico. Para animar al ahorro, puedes llevarlo al banco a abrir su propia cuenta. Ayúdale a llenar los formatos, a poner su firma y a hablar con los cajeros. Si le dan una tarjeta para el cajero automático, enséñale cómo utilizarlo, y cómo consultar su sueldo. Cuando llegan sus estados de cuenta, deja que él los vea primero. Respetar su estatus como inversionista le da la experiencia de manejar eficazmente sus propios recursos.

10.Mis papás me enseñan con el ejemplo.

Este es el reto más grande. Estar dispuesto a dejar a tu hijo entrar al misterioso mundo de las finanzas familiares te puede exponer a mostrar tu lado flaco. Pero no importa. Lo que puede aprender un hijo de ver a sus papás enfrentar verdaderos retos económicos y dar un buen ejemplo de trabajo, planeación y ahorro--eso no tiene precio. En este sentido la inversión rinde ganancias de unión familiar y lazos amorosos tanto como habilidades para sobrevivir en el mundo real.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.