1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Escuela/tp/C-Omo-Poner-Una-Queja-En-La-Escuela-De-Tu-Hijo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Cómo poner una queja en la escuela de tu hijo

De

Como padre de familia, tomas muy en serio la educación de tu hijo y entiendes que es un trabajo en equipo entre casa y escuela. Sin embargo, habrá momentos cuando tú no estés de acuerdo con algo que pasa en la escuela. 

¿Cuál es la forma correcta y eficaz para comunicar tu queja?

Identifica la causa de tu molestia

  • Es importante ser claro sobre el problema que aqueja a tu hijo.  Aunque a veces todo te parece mal cuando alguna situación inaceptable detona el malestar, debes enfocarte en un solo problema a la vez.
  • Si fue un incidente, trata de describirlo con detalle.  Si es un procedimiento o regla de la escuela, señala exactamente dónde estás en desacuerdo.  Si es un mensaje o imagen que no te parece lo adecuado, prepárate para ofrecer una sugerencia sobre cómo se debe cambiar.

Organiza tus pensamientos

  • Es buena idea hacer una pequeña redacción, no para publicación sino para ayudarte a especificar lo que no te gusta y lo que sí esperas de la escuela.
  • Ojo: es mucho mejor abrir el diálogo que mandar una carta iracunda, porque la respuesta puede ser más personal e inmediata. Usa tu redacción para ayudarte a concretar tus pensamientos, que se pueden expresar en persona por la vía oral.

Busca el canal más directo

  • Hablar con todos los papás en el estacionamiento de la escuela no va a arreglar un problema que tenga tu hijo en el salón de clases. Pide una cita con el maestro o la dirección. Tienes derecho a ser oído por alguien quien tiene el poder de responder a tu queja con acción.

No esperes

  • No hay nada peor que una molestia que empieza por algo muy concreto y luego crece a absorber toda una actitud. Tu hijo necesita funcionar bien en la escuela, y los detalles que inhiben su éxito merecen atención inmediata.
  • Por lo mismo, cuando pides cita, exige que se te atienda lo más pronto posible. Ninguna petición debe ser aplazada más de una semana.

Empieza con algo positivo

  • Para equilibrar tu presentación, cuando llegas con el maestro o director, puedes empezar reiterando tu voluntad de trabajar en equipo con la escuela por el bien de tu hijo. Menciona algunas cosas que siempre te han gustado de la escuela.
  • “Sin embargo,” puedes decir, “hay algo que me tiene muy preocupado…” Aquí explicas tu queja.

Sé razonable

  • Habla en un tono calmado, sin drama ni amenazas.
  •  Evita las palabras “Siempre” “Nunca” y “Todos”.
  •  Haz el esfuerzo de enfocarte en los detalles específicos del problema.
  •  Una persona razonable con una queja justificada motivará una respuesta considerada y seria. Nadie puede tomar en serio los gritos y sombrerazos, y ponerte en el papel del constante “molón” no logrará tu objetivo.

Habla solamente de tu hijo

  • Por ética, el maestro o director puede rehusar a tratar tu asunto mientras metas otras personas quienes no estén presentes. Si tú dices, “Es que todas las mamás están hablando, y nadie está de acuerdo,” o “Todos los niños tienen el mismo problema”, el maestro puede responder que él solamente quiere hablar contigo de tu hijo.
  • No abanderes causas ajenas, ni vayas en representación de otros niños, aunque seas vocal de grupo. Cada mamá debe hablar de su propio hijo.

Exige una respuesta

  • En la cita, el maestro o director debe dar alguna respuesta. Puede decir que no estaba enterado del problema y que tiene que investigar para informarte a la brevedad. O puede ya proponer alguna solución.
  •  No debe terminar la cita sin que hayan llegado a algún acuerdo.

Da seguimiento a tu queja

  • Si tu comunicación con la escuela ha sido eficaz, debes empezar a ver un cambio en tu hijo.
  •  Después de un mes, si todo sigue igual, vuelve a insistir.
  • Por otro lado, si la situación ha mejorado, acércate a mostrar tu agradecimiento. Esta atención tuya dejará las puertas bien abiertas para recibirte con gusto la próxima vez que tengas una queja.

Busca alternativas

  • Si no hay respuesta después de dos meses y a pesar de tu insistencia, puedes acudir a una autoridad superior (al superintendente, por ejemplo), o de plano buscar se transmitiráun cambio de escuela.
  • Para que tu hijo tenga una experiencia positiva en la escuela, es necesario que funcione bien el trabajo en equipo entre casa y escuela.

 

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.