1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Escuela/tp/Tu-Hijo-Entra-A-Tercer-Grado-De-Primaria.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Tu hijo entra a tercer grado de primaria

Ayúdale a prepararse

De

Tercer año se considera “primaria alta”, ya que tu hijo deja atrás sus dos primeros años donde se inició en las rutinas de primaria y afianzó sus habilidades lectoras y matemáticas.

 En primero y segundo grados los alumnos aprenden a leer, pero en tercero aprenden áreas de contenido a través de la lectura. 

También debe tener cierta agilidad para las operaciones básicas de suma y resta, porque en tercero va a aplicar estos conocimientos para resolver problemas.

¿Cómo puedes preparar a tu hijo a tener éxito en tercer grado?

1. Comunica tus expectativas

  • En la escuela primaria tu hijo ya se considerará “grande”, y le ayudas en casa tratándole como niño grande también, con ciertas responsabilidades hacia la familia.
  • Asígnale tareas específicas que él pueda cumplir solo (poner la mesa, dar de comer al perro, sacar la basura), y luego exige el cumplimiento.  Esta actitud tuya le ayudará a tomar en serio su papel en la escuela y lograr las expectativas nuevas.

2. Aparta un tiempo y un lugar para el estudio

  • En tercero es aún más importante que tu hijo tenga su propio espacio en la casa para estudiar, ya que las exigencias del programa escolar demandan más concentración y más tiempo dedicado al estudio.
  • Deja que él ayude a decidir en dónde y en qué momento va a estudiar un rato todas las tardes.  Luego, sé firme y exige que invierta este tiempo prometido (15 minutos puede ser suficiente si se hace regularmente.)

3. Toma en serio sus necesidades

  • No es momento de soltar a tu hijo para que haga todas sus tareas solo.  Tercero es un año de transición donde tu supervisión al principio va a ser clave para ver cómo está manejando las nuevas exigencias.
  • Pídele que te explique lo que vio en clase, y demuestra interés en los temas.  Te puedes dar cuenta cómo va si tú entiendes lo que él te cuenta y si te puede explicar la tarea.  Si seguido está muy “al aire”, o te dice “no hicimos nada”, o “no tengo tarea”, preocúpate.  Puede ser momento de pedir una cita con el maestro.

4. Haz lo posible para que tu hijo se enganche con alguna serie de libros

  • Para leer ficción, es la edad perfecta que empiece a disfrutar la obra de un solo autor, y si es una serie, mejor.  Es agradable leer sobre los mismos personajes, y la familiaridad con el estilo del autor le ayuda a leer mucho, que a la vez levanta su nivel de lectura.
  • Busca autores de series de libros cortos de capítulos, y cómprale la serie, uno por uno, para motivarlo a seguir la emoción.

5. Fomenta el aprendizaje a través de la lectura

  • Sácale una suscripción a una revista  para niños (National Geographic Kids, o Ranger Rick son buenas opciones).  Luego platica con él sobre las cosas que le parezcan más interesantes.
  • El hábito de leer para descubrir algo puede nacer en la escuela pero necesita crecer en casa.  La lectura para buscar datos e información factual es un medio para aprender las ciencias naturales y sociales.
  • El platicar todo los días sobre lo que descubrimos leyendo puede crear un ambiente de investigación muy interesante en el hogar.

6. Anima a tu hijo a buscar sus propias respuestas

  • Ten en casa un buen diccionario, un atlas y el acceso a una enciclopedia en línea.  Aunque tu hijo pueda necesitar tu ayuda para encontrar un recurso que él pueda entender sin ayuda, el saber buscar en dónde es vital.
  • Ayúdale a pensar cómo buscar diferentes tipos de información.

7. Practica las operaciones básicas con tu hijo

  • Como hábito cuando vayan en el coche, pon retos de cálculo mental a tu hijo usando sumas y restas.
  • El cálculo mental se hace verbalmente sin escribir.  Dale un número, y luego que sume otro, y reste el siguiente y luego otra suma.  Pídele el resultado.  Con el tiempo y la práctica puedes irlo complicando con números de doble dígito y una secuencia más larga de operaciones.
  • Esta práctica le ayudará a agilizar la mecanización que necesita para resolver problemas.

8. Jueguen en casa con problemas de matemáticas

  • Usa situaciones reales: “Tu me debes $10.50.  Me pagas $2.25 de tu domingo.  ¿Cuánto me sigues debiendo?” 
  • Cuando tu hijo te pida dinero, invítalo a hacer las sumas y restas correspondientes.
  • Ya cuando tenga bastante práctica con los problemas que tú le propongas, rétalo a hacer su propio problema para ver si tú lo puedes resolver.

9. Hazle un espacio para disfrutar a sus amigos

  • Los alumnos de tercero por lo general han resuelto conflictos que los aquejaban sobre los amigos en primero y segundo.  Ya saben compartir con más de un amigo, y por lo general, les gusta jugar en grupo.
  • Si invita a sus amigos a casa, supervisa pero también deja que tenga cierta autonomía, ya que no tendrás que intervenir tan seguido para ayudar a resolver conflictos.
  • Cuando hay trabajos en equipo, los alumnos de tercero pueden compartir las responsabilidades bastante bien mientras sepan lo que se espera de ellos.  Les gusta cooperar para lograr el éxito de todos.

10. No pienses que tú estás haciendo el trabajo de la escuela

  • No digas, “¿Y la maestra, qué hace?”  Tu apoyo en casa fortalece todo el aprendizaje escolar.  Es un trabajo en equipo.

 

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.