1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Recursos/a/La-Fiesta-De-La-Virgen-De-Guadalupe-Comp-Artela-Con-Tus-Hijos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

La fiesta de la Virgen de Guadalupe: compártela con tus hijos

De

virgen de guadalupe

La Virgen Morena, Señora del Tepeyac

© William Perry | Dreamstime.com

Los católicos de toda América y sobre todo los católicos latinos festejan a su Virgen Morena el 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe (“La Villa”) en la Ciudad de México. Para fortalecer los lazos con las raíces hispanas y compartir la fe, puedes involucrar a tus hijos en la celebración de esta festividad.

No importa que estén lejos de la Basílica. Por medio de la televisión y el internet pueden unirse con los millones de personas quienes se reúnen desde la noche del 11 para rendir homenaje a la “Madre de las Américas”.

Comparte su bella historia con tus hijos.

Primero, usa esta oportunidad para hablarles de su herencia prehispánica. Explícales que:

  1. Antes de que los españoles llegaran a América:
    • La Ciudad de México se llamaba Tenochtitlán.
    • A la gente que vivía en Tenochtitlán se les llamaban aztecas, o mexicas.
    • Los aztecas hablaron el idioma Nahuatl.
  2. La historia que les vas a contar fue escrita por primera vez en Nahuatl, en un libro llamado Nican Mopuhua.

Luego, puedes darles una breve explicación de la conquista de México por los españoles.

  1. Los españoles llegaron a América en barcos. Hernán Cortés, 400 soldados españoles, 4000 guerreros tlaxcaltecas (enemigos de los aztecas) y 16 caballos tomaron la ciudad de Tenochtitlán en nombre del Rey de España Carlos V en el año 1521.
  2. Moctezuma, el rey de los aztecas, no luchó bien, porque había visto señales, como por ejemplo un cometa en el cielo. Además, nunca había visto un caballo. No existían en Tenochtitlán. Él pensó que tal vez los españoles eran dioses. No los quería ofender.
  3. Finalmente los españoles ganaron la batalla y tomaron el control. Una de las cosas que trajeron con ellos fue la religión católica.

Ahora puedes empezar tu historia.

  • Era el año de 1531, hace 480 años. Afuera de la Ciudad de México en un pueblo llamado Cuautitlán, vivía un hombre bueno quien se llamaba Cuauhtlatoatzin.
  • Los padres católicos lo bautizaron y le dieron otro nombre. Le decían “Juan Diego”.
  • Juan Diego no tenía burro ni caballo. Entonces, caminaba muchísimo. Acostumbraba caminar de Cuautitlan a Tlatelolco (una caminata de varias horas) para ir a misa.
  • Un día 9 de diciembre iba por el cerro del Tepeyac en su camino acostumbrado cuando oyó una música hermosa. Al voltear vio una luz en la cima del cerro, y escuchó una voz que le llamaba.

    “Juanito. Querido Juan Dieguito.”

  • Al acercarse vio a una señora morena quien vestía un manto del color del cielo y salpicado de estrellas. Esta mujer le hablaba en náhuatl, y le dio una misión: ir al obispo a decirle que le construyera una iglesia en este cerro.
  • Juan Diego corrió a Tlatelolco a decirle al obispo español lo que le había dicho la señora, quien le había hablado con mucha ternura. Ella le había contado que quería dar todo su amor a sus hijos, y que ella era su madre.
  • El obispo se llamaba Fray Juan de Zumárraga. Él no le creyó a Juan Diego, porque lo consideraba un indio humilde e ignorante. “Tráeme una señal,” le exigía.
  • Juan Diego regresó muy triste al Tepeyac. Volvió a aparecer la señora por su camino. “Niña,” le dijo. “El obispo me pide una señal.”
  • La Virgen (porque ella era la Virgen María, madre de Jesús) le dijo que fuera a la cima del cerro y que cortara unas rosas. Eso era muy raro porque era diciembre, y las rosas no crecían en este lugar.
  • Pero Juan Diego encontró flores muy bonitas, y las cortó para llevarlas al obispo. Las puso en su tilma (un manto hecho de fibra de maguey) para cuidarlas para el largo camino a Tlatelolco.
  • Juan Diego llegó muy emocionado a Tlatelolco a ver al obispo. Estaba nervioso, esperando con todo su corazón que Zumárraga lo recibiera y aceptara la señal.
  • Por fin llegó con el obispo. Abrió su tilma para darle las flores, y cuando se cayeron las rosas, abajo se vio algo esplendoroso.
  • En la tilma de Juan Diego estaba el retrato de la Señora del Tepeyac, una mujer morena, con facciones mexicas y una cara amorosa, vestida con un manto del cielo salpicado de estrellas.

Ahora diles a tus hijos que si quieren ver esta tilma está en una iglesia que hicieron en el cerro del Tepeyac.

Cuéntales que cada año el 12 de diciembre se hace una gran fiesta en honor a la Virgen de Guadalupe, la Madre de las Américas.

Desde el 1 de diciembre si están en México pueden ver a grandes grupos de peregrinos que salen de todos los puntos del país y el extranjero y empiezan a desplazarse hacia la iglesia de la Virgen.

Muchas personas vienen caminando desde muy lejos.

La noche del 11 de diciembre casi siempre hace muchísimo frío, pero los peregrinos son valientes y se juntan en la iglesia y en la plaza y las calles afuera, llenando todos los espacios. El año pasado más de 6 millones de peregrinos llegaron a la Villa el 12 de diciembre.

A las once de la noche empiezan las mañanitas a la Virgen. Muchas estrellas de la televisión, como Lucero, se visten en trajes tradicionales mexicanos y cantan a la Virgen en su casa.

Afuera en la plaza, los descendientes de los aztecas, vestidos con plumas y trajes típicos, le traen sus danzas a la Virgen. Otras personas le vienen a ofrecer la música de las bandas.

Otros traen flores y regalos para la iglesia. Todos vienen muy contentos, para festejar y demostrar a todos que tienen una mamá muy bonita: La Morenita, la Señora del Tepeyac.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Hijos
  4. Herramientas para familias latinas
  5. La fiesta de la Virgen de Guadalupe: compártela con tus hijos

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.