1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Recursos/a/Rimas-Refranes-Y-Canciones.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Rimas, refranes y canciones

Recursos ricos en lenguaje

De

canciones y juegos

Los niños aprenden lenguaje jugando y cantando

© Stephen Denness | Dreamstime.com

Es un hecho que el éxito personal tiene mucho que ver con la habilidad de comunicarse bien. Desde niño, la persona que tiene más palabras tiene la ventaja, porque puede expresar mejor sus emociones, necesidades, deseos y opiniones.

Sin embargo, vivimos en un mundo donde el tamaño promedio del vocabulario infantil en la escuela primaria es de apenas 2500 palabras. Según Tony Stead, especialista internacional en la lectoescritura, esta cifra se compara con el anterior de 10,000 palabras en 1945.

¿Por qué esta pérdida radical de lenguaje? ¿Qué secreto sabían los papás en 1945?

Stead insiste que los papás de antes seguían una tradición antigua: desde la cuna, repetían refranes, rimas y canciones tradicionales con sus hijos, muchas veces agregando movimientos que enriquecían las palabras.

Esta experiencia funcionó para dar a los niños una base firme para la adquisición de lenguaje.

No es demasiado tarde para explotar este recurso hoy en día. Enseñar rimas, refranes y canciones tradicionales a tus hijos es una buena idea por las siguientes razones.

  1. Es lenguaje auténtico.

    Hay una riqueza de expresiones, sonidos y palabras poco conocidas que no encontrarán en la televisión, los juegos de video ni los libros de texto.

    Como ejemplo, escucha la famosa canción “El comal le dijo a la olla” de Cri-Cri. En el intercambio imaginario, el comal le reclama a la olla diciendo, "Cuando cruja, no arrempuje! Con sus tiznes me ha estropeado ya de fijo la elegancia que yo truje".

    Con el ritmo maravilloso de la música y estas palabras rimbombantes, Gabilondo Soler (Cri-Cri) recrea el sonido de un pleito entre viejitos, completo con expresiones auténticas anticuadas y rurales, como “arrempuje” y “truje”.

    Aunque tus hijos no entiendan cada palabra de este diálogo, pueden disfrutar el sabor del lenguaje y repetirlo con inflexión y ritmo.

  2. Aprenden frases en vez de palabras aisladas.

    Para que elementos nuevos se incorporen a su vocabulario cotidiano, deben venir dentro de un contexto.

    Por ejemplo, cuando la olla le dice al comal, “Mire, joven, puras habas”, no está hablando de la legumbre sino usando una expresión popular que quiere decir que no le importa nada.

    Al repetir expresiones completas, tus hijos aprenden a usar palabras nuevas en contextos lingüísticos apropiados.

    De hecho, cuando los niños pequeños aprenden canciones y rimas, empiezan a construir sus primeras oraciones.

  3. Adquieren una conciencia fonética.

    Sin estudiar las reglas ortográficas, los niños que repiten y memorizan rimas y canciones se fijan en el sonido de las palabras y aprenden a reconocer similitudes entre sonidos iniciales (aliteración) o finales (rima).

    Por ejemplo, la frase inicial, “Oye, olla, oye, oye” es muy divertido corear, y transmite perfectamente la indignación del comal por medio de los sonidos repetidos. Y qué sabroso es cuando Soler combina las palabras primero y brasero con la rima “¡Peladote, majadero!” Es raro el niño que pueda repetir este verso sin reírse.

  4. Es un medio para transmitir cultura.

    Muchas rimas y canciones vienen de la antigua tradición oral. Son manifestaciones de costumbres y valores que han perdurado a través de generaciones, preservados por medio de la repetición.

    Si quieres enseñar a tus hijos su herencia latina, las rimas y canciones tradicionales son un auténtico tesoro.

    Desgraciadamente, algunos elementos de este acervo ya se han extinguido por el olvido. Depende de ti rescatar en tu casa las canciones, los refranes y las rimas de los abuelos para que tus hijos los aprendan y se sientan orgullosos de su identidad.

  5. Es una forma divertida de practicar el español.

    Si vives en un país anglo parlante y quieres que tus hijos hablen español, practica con estos recursos.

    Llama mucho más la atención aprenderse un refrán (“Candil de la calle…oscuridad de la casa”, por ejemplo) que luchar por criticar con palabras exactas la actitud hipócrita de alguien.

    Los refranes son expresiones muy cortas que engloban conceptos muy complejos, usando imágenes vívidas y fáciles de entender.

  6. Hay mucho material disponible.

    Como son expresiones populares que llevan generaciones y han transcendido los límites de países y continentes, hay un gran acervo de rimas, canciones y refranes latinos.

    Aquí puedes encontrar algunos.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.