1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Relaciones-sociales/tp/El-Acoso-Escolar-Tiene-Consecuencias.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

El acoso escolar tiene consecuencias

De

La experiencia del acoso escolar deja huellas en todos sus participantes.  Entre más perdure esta situación desigual de abuso de poder, más se trastornan actitudes y costumbres de los involucrados.

1. Consecuencias para el agresor

 

 

Aprende a medir sus relaciones por el grado de control que ejerce sobre los demás.  Llegará a tener la expectativa de la obediencia de sus pares, y se acostumbrará a ejecutar su voluntad por la intimidación. No estará preparado para aceptar la respuesta "no" a ninguna de sus exigencias.

Muy adentro de su ser, el agresor puede ser regido por el miedo y la paranoia de perder su ventaja sobre los demás, y a pesar de su aparente fuerza, ser una persona insegura con el desarrollo de su auto estima estancado.

Entre más tiempo dura su relación de dominio sobre los demás, menos posibilidades tendrá de desarrollar habilidades para tener relaciones sanas de amistad o de pareja en un futuro.

2. Consecuencias para la víctima

Aprende a someterse: todo en su entorno le dice que no puede resistir al agresor. Carece de las habilidades sociales más básicas. No sabe pedir ayuda ni atraer empatía ni compasión.

Entre más tiempo dure el acoso, la víctima tiende a pensar que no vale nada, ya que ni siquiera se puede defender ni invitar a ningún aliado a su causa.  Se aísla y no denuncia los abusos que está sufriendo.

Se va minando su auto estima. Después de un tiempo puede llegar a pensar que merece el trato que recibe por el simple hecho de no poderlo parar.

En situaciones extremas donde el acoso continúa por mucho tiempo, la víctima se puede ver orillada a la desesperación y hasta al suicidio, como no encuentra la salida a su problema.

3. Consecuencias para los espectadores

Los espectadores pueden ser activos o pasivos. Son piezas claves quienes permiten la relación abusiva entre agresor y víctima. 

Ellos aprenden a aceptar lo inaceptable.  Por miedo a ser victimizados, no aplican el poder de la mayoría y se mantienen al margen, o llegan a participar activamente en el acoso aunque no es su iniciativa. Se desensibilizan ante la violencia y el dolor ajeno. 

En vez de desarrollar la habilidad de discernir lo que es bueno y malo, se acostumbran a aceptar la opinión de los más fuertes sin cuestionarla.

Su complicidad los daña porque se van enterrando sentimientos valiosos de respeto y justicia hasta que ya no sean capaces de defender ni sus propios intereses y llegan a ser víctimas ellos también. 

4. Un proceso de aprendizaje

Hay que romper el círculo vicioso del acoso escolar, porque involucra a niños en proceso de formación.

Hace falta un ambiente sano donde puedan desarrollar habilidades sociales basados en el respeto y la igualdad.  Es la obligación de los padres y los maestros poner los límites que protejan este lugar seguro donde los hijos puedan crecer tranquilamente, sin miedo a la intimidación, sin la necesidad de abusar para sentirse fuerte y aceptado.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.