1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Salud/a/Como-ensenar-la-tolerancia-a-la-frustracion.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Cómo enseñar la tolerancia a la frustración

Ayuda a tus hijos a educar sus impulsos y a esperar su turno

De

enojo

La frustración causa enojo

© Hughstoneian | Dreamstime.com

¿Tu hijo está acostumbrado a conseguir lo que quiere a la primera? ¿Hace berrinche cuando no se le cumplan sus caprichos?

¡Cuidado! Según Teresa Guillén, conferencista mexicana con Maestría en Educación de la Universidad Anáhuac, los papás que dan todo a sus hijos sin nunca decir que “no” les están preparando para ser amargamente infelices. Obviamente, en la vida no puedes tener todo lo que quieres en el momento en que se te antoje.

Evita la frustración y los berrinches pensando en los siguientes puntos.

  • Maneja tu propia tolerancia a la frustración primero.

    ¿Qué tan bueno eres para aguantarte cuando quieras hacer algo? ¿Haces compras de impulso? ¿Pierdes el control, gritas y azotas puertas cuando las cosas no salen como tú quieres?

    En una relación, cuando no camina todo sobre ruedas, ¿cuánto esfuerzo estás dispuesto a invertir? ¿Sabes esperar el mejor momento para hablar, para actuar, para decidir?

    Si tú mismo estás acostumbrado a reaccionar impulsivamente, ante un berrinche de tu hijo no puedes exigir que él se controle.

    Es muy difícil ser disciplinado y reflexivo en tu propia vida, pero es necesario. Además de dar un buen ejemplo, tendrás herramientas para ayudar a tu hijo a educar la voluntad.

  • Aprende a decir NO.

    En tu mente cambia tu paradigma sobre tu papel de padre o madre. No estás en el mundo para dar todo a tu hijo, sino para enseñarle a ser feliz.

    Si él aprende a vivir con límites, aceptando el hecho real que no siempre se pueden cumplir todos sus deseos al instante, será una persona tranquila y madura.

    En casa, acostumbra a poner pequeños frenos a los impulsos de tu hijo. Le puedes decir, “Ahora no. Espérate. No te lo voy a comprar hoy. No siempre puedes escoger. Hoy le toca el juguete a tu hermano.”

    En la vida cotidiana, los niños deben estar bien familiarizados con la palabra “no” y su significado. “No” quiere decir, “piensa en los demás; ubícate; toma las cosas con calma; puedes esperar.”

    Sin este ejercicio constante, la voluntad de tu hijo puede ser arma de destrucción masiva. Si QUIERO algo y no lo consigo, me frustro, me desespero y me enciendo. No estoy acostumbrado a moderarme. No sabré decir “no” a mis propios impulsos ni a los de los demás. (ni al tabaco, a las drogas, al alcohol, al sexo sin sentido, etc.)

    En casa la persona que enseña esta lección tan necesaria eres tú.

  • Practica el auto control a nivel familiar.

    Como valor de la casa, fomenta y reconoce la disciplina de controlar los impulsos.

    Enseña a todos los miembros de la familia que nada se logra con gritos y sombrerazos. Ceder ante un berrinche infantil o adulto comprueba todo lo contrario. Ten cuidado de mantenerte firme para dar un mensaje congruente: “Si quieres algo, platicamos y lo pensamos primero. No hay permisos al vapor.”

    Por lo mismo es importante también ser claro cuando digas que “sí”. No se vale dar chance hoy o no mañana.

    En la familia, la costumbre de pensar antes de actuar da seguridad a tu hijo porque las decisiones son confiables y no dependen de un capricho.

  • Enseña la inteligencia emocional.

    Es humano y saludable tener deseos y anhelos. En el proceso de alcanzar (o no alcanzar) lo que queremos, hay emociones fuertes. La frustración y el enojo son normales.

    Enseña a tu hijo a expresar sus sentimientos. “Me da mucho coraje que no me dejes usar el teléfono en este momento. Estoy tan triste porque mi hermano tiene permiso y yo no. No me compraste mi video juego hoy, y eso no me gusta.”

    Practica con él para que pueda aprender a dimensionar su molestia. Por ejemplo, no se vale decir “NUNCA me dejas usar el teléfono, NUNCA me das permiso, NUNCA me compras NADA.”

    Es importante liberar la frustración y desahogarse, pero la meta es manejar las emociones y no dejar que nos desquicien. De hecho, expresar lo que sientes al enfrentar la frustración es una forma de buscar soluciones para lograr tus metas.

  • Busca caminos alternos.

    En la vida, la habilidad de adaptarse al cambio y buscar muchas soluciones a un solo problema es la llave del éxito y el secreto de la felicidad.

    Enseña a tu hijo a no rendirse al no conseguir lo deseado. Si él persevera, trabaja, ahorra, espera…puede salir victorioso. Las cosas se ganan, y lo que se gana con esfuerzo se disfruta mucho más.

    La habilidad de tomar el tiempo de buscar opciones es esencial para construir relaciones sanas y duraderas, y caracteriza a los líderes en el área laboral.

    ¡Qué don más grande darás a tu hijo cuando le enseñas que no todo se consigue de inmediato! Como dice el refrán del gran poeta Rudyard Kipling, “si a tu caudal se contraponen diques, date una tregua, ¡pero no claudiques!”

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.