1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://hijos.about.com/od/Salud/tp/Ayuda-A-Tu-Hija-A-Vencer-El-Miedo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Ayuda a tu hija a vencer el miedo

De

Para un niño, el miedo puede ser fuente de mucho sufrimiento, llegando a afectar sus relaciones con los demás y su salud.

¿Cómo puedes ayudar a tu hija a enfrentar sus miedos y a vencerlos?

Pon los cimientos.

  1. Fortalece su auto estima.

    Desde chica, acostumbra a tu hija a pensar que ella puede hacer muchas cosas con éxito. Es importante que tenga la experiencia positiva de enfrentar retos y salir airosa.

    Anímala a participar en actividades que ella sabe hacer bien. Échale porras cuando hace algo bien. Así empezará a pensar que ella misma es fuerte y capaz.

  2. Dale poder.

    En casa, deja que ella tome algunas decisiones sencillas. Puede escoger su propia ropa, o la hora de hacer la tarea. Puede ayudar a seleccionar los ingredientes para la comida familiar.

    Ayudar en casa con actividades como lavar los trastes, dar de comer a la mascota o cuidar al hermanito le ayudará a sentir útil y grande.

  3. Fomenta la independencia.

    Dejar que ella empiece a resolver sus propios problemas le dará seguridad. No seas omnipresente; dale su espacio para descubrir que ella puede controlar ciertos elementos de su propio ambiente sin tu protección ni tu ayuda.

Dale perspectiva.

  1. Enséñale a tu hija a distinguir la fantasía de la realidad.

    El miedo a las cosas que no existen o son improbables se puede enfrentar con una dosis de buen razonamiento. “¿Que hay un monstro en la tina del baño, mi hija? A ver, piensa conmigo. ¿Por dónde pudo haber entrado si la alcantarilla está muy chica?”

  2. Acostúmbrale a pensar críticamente.

    No debe ser presa fácil de cualquier rumor o chisme. Cuando oye algo, que investigue antes de creerlo.

    Puedes dialogar con ella diciendo, “¿Suena lógico lo que acabas de oír?” Con el hábito de poner a prueba las cosas que escucha se puede ahorrar mucha ansiedad eliminando lo que no puede ser verdad.

Cultiva la buena comunicación.

  1. Ayuda a tu hija a verbalizar sus miedos.

    Si hay una buena relación de confianza entre ustedes, ella podrá contarte lo que le atemoriza.

    El espacio para que ella se acerque a ti debe construirse desde antes. En casa se debe establecer un tiempo sagrado cuando tú estás accesible a ella regularmente.

  2. Escucha lo que dice.

    No le contestes, “¡Ay, qué ridículo tener miedo de esto!” Recibe su confianza con respeto y dale chance de escucharse a sí mismo. Algunos miedos se reducen de tamaño simplemente por poder nombrarlos.

    Puedes ser su acompañante en la experiencia de enfrentar lo que ella trae adentro, y tu mera presencia le dará confianza y seguridad.

  3. No juzgues; sé empática.

    Aunque sus miedos te puedan parecer ilógicos o insignificantes, ella los sufre, y por lo tanto deben ser tomados en serio.

    Por medio de su comunicación contigo puedes sentir lo que ella siente y tal vez reconocer el origen del problema.

    Por ejemplo, si le da muchísima ansiedad ir a la escuela, puede sentirse inadecuada para enfrentar retos como contestar preguntas en la clase o enfrentarse a algún acoso durante el recreo.

    Si tú escuchas y sientes su temor, ella sabrá que no está sola y que cuenta con tu solidaridad.

Dale herramientas para resolver problemas.

  1. Ayúdale a identificar opciones.

    Si su miedo es por sentirse inadecuada o indefensa ante una amenaza, ayúdale a hacer un plan para enfrentarse a la persona o la situación que le está atemorizando.

    “Cuando te molesta este niño, ¿qué puedes hacer? ¿Qué tal si lo acusas con tu maestra, o le gritas muy fuerte, o lo ignoras? ¿Cómo te gustaría ponerle el alto?”

  2. Haz un simulacro.

    Ensayar una situación real en el ambiente seguro de la casa puede dar a tu hija la oportunidad de probar varias soluciones. Puede equivocarse sin consecuencias, y adquirir la seguridad de poner en práctica su estrategia para enfrentar la amenaza afuera.

    Actuar es poder, y el poder vence el miedo.

  3. Fortalece áreas débiles.

    Si tu hija va atrasada en la escuela, dale el apoyo que necesita para que no se enfrente diario al fracaso. Enfrentar un reto con las herramientas necesarias y poderlo superar es la mejor forma de vaporizar este tipo de miedo.

    Si está siendo acosada por alguien más fuerte que ella, inscríbele a clases de karate o tae kwon do. Saber que tiene la capacidad de defenderse le dará seguridad.

Controla el ambiente.

  1. Evita enfrentar a tu hija con situaciones que no puede controlar ni entender.
  2. No la fuerces a participar en actividades que le provocan temor.

    Por ejemplo, si no le gusta nadar, no la avientes a la alberca.

  3. No fomentes la convivencia entre ella y personas mayores en situaciones que pueden representar riesgos reales o imaginarios.

    Respeta sus sentimientos y evita forzar acercamientos que la incomodan.

  4. Apaga la T.V.

    La cantidad de estímulos inapropiados para su edad es increíble. Las películas de terror, las noticias violentas y hasta algunas caricaturas son muy intimidantes y pueden provocar la angustia innecesaria. Hay bastantes motivos reales para preocuparse sin poblar su imaginación con los ingredientes de pesadillas prestadas.

Acepta miedos inevitables.

  1. Solidarízate con tu hija ante el miedo a la tragedia y la muerte.

    No siempre se puede controlar lo que pasa. Es normal y apropiado ser afectada por las tragedias y la muerte.

  2. Comparte tu fe.

    Comparte con tu hija tus propios miedos y cómo enfrentas los temores. Si tienes una fe en Dios puedes asegurarle que Él está al pendiente y la cuidará.

  3. Dale la oportunidad de ayudar.

    Un miedo compartido se puede aguantar mejor. Solidarizarnos ante la muerte abrazando y consolando a los vivos nos ayuda a todos a seguir adelante.

Comparte experiencias ajenas.

Por medio de los libros, tu hija puede entender que sus miedos no son únicos. Leer con ella libros sobre niños que enfrentan sus miedos puede hacerla sentir más tranquila.

Para los niños más chicos¸ libros como "No hay tiempo para monstruos", o "Donde viven los monstruos" pueden minimizar sus temores nocturnos.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.